(Español) Hundred Volumen 6 – Capítulo 2

Kenzaki Dōjō / Touka / La espada de Hokuto

 

Little Garden está anclado en el puerto de Sangria, ubicado en la costa oeste de los Estados Unidos de Liberia. 17 horas es la hora de diferencia con el Imperio de Yamato, que es a donde se está dirigiendo. De acuerdo a lo planificado, le tomará más de medio día en llegar.

Durante las vacaciones de verano, él fue transportado al aeropuerto de la capital imperial, pero esta vez era una misión y con eso a las fuerzas guarnecidas de la base de la Compañía Warslan, por lo que el transporte tenía que ser hecho por helicóptero.

No es necesario hacer cálculos. Aunque es algo confortable, la fatiga de irse trasladándose acumulada en el cuerpo, e incluso si duermes durante eso, no puedes siempre obtener el mejor rendimiento debido al cambio de horario. Por ende, descanso fue dado a Hayato por los primeros tres días, incluyendo la fecha de llegada. Es por ello que él llegó tempranamente a Yamato. Así Hayato pensó en obtener permiso para quedarse en la institución donde él podría estar los primeros tres días. Esto porque él escucho que entre los Slayers, muchos de ellos que fueron despachados a las ciudades donde ellos nacieron y se criaron, gastaron sus vacaciones en la casa de sus padres.

– Por supuesto, no hay problema.

Esa fue la respuesta de Claire.

– Aunque, el rango de movilidad es dentro de 3 kilómetros de la base, así que haz eso masuwa. Porque no es posible predecir cuándo los Savage puedan atacar.

 

Tres días después de su asignación, Hayato dejó Little Garden de acuerdo al programa y llegó a la base de Warslan en Motomatsu donde él serviría como Comandante de las fuerzas a través de los Cuarteles Imperiales Reales de Warslan.

– Muchas gracias por tomar este largo viaje. Ha pasado un buen tiempo, Hayato-kun.

– ¡Ah! Gracias.

Hayato, quien arribó a la base fue saludado por Shinonome Mika, miembro de la base de Motomatsu—— y Miembro Ejecutivo de la Compañía Warslan, y la mujer quien promocionó la entrada de Hayato a Little Garden. Ella tiene treinta y tantos años de edad y tiene la misma apariencia de cuando la conoció seis meses atrás, ella recogió su cabello negro en la parte anterior de su cabeza y utiliza anteojos delgados. Además ella viste un traje negro. Ella da la sensación de ser como la presidenta de alguna compañía.

– Has estado haciendo un gran trabajo en Little Garden. Se siente tranquilidad ver que vuelves en una forma tan triunfal.

– No, eso es…

Sobrecogido por esa bienvenida, Hayato está inesperadamente avergonzado. Espontáneamente rasca su mejilla.

– No seas humilde. Porque eres el líder de la unidad que interceptará los Savage que aparecerán cerca de la base de Motomatsu. ¡Ten confianza!

– Hmm, sobre lo que ha dicho, ¿yo realmente soy apto de ser el <<Oficial al Mando>> Líder?

Fue decidido el día después de su asignación a Yamato. Hayato fue llamado por Erika y le fue infomado que él se convertiría en el oficial al mando. Desde ese momento, estuvo preocupado sobre si él podría hacerlo apropiadamente.

– ¿Qué estás diciendo? Eres el único dentro de nuestra unidad que tiene mucha experiencia combatiendo Savage. Todos en la unidad sentirán inseguridad si actúas con ansiedad, así que ten confianza.

– Comprendido.

Ciertamente es así.

Si el oficial al mando de la unidad fuera inseguro, entonces obviamente sus subordinados estarían en problemas.

– Muy bien entonces, los miembros de la unidad…

– Actualmente no están listos todavía.

– Tres personas están bajos el liderazgo de Hayato. Dos de ellos aún están son estudiantes de secundaria quienes han estado atendiendo la escuela de entrenamiento de la Compañía Warslan en Yamato, cerca de medio año hasta ahora.

– Yumina, quien además de ser su consejero académico, está en su día de descanso. Tú podrías esperar hasta que ellas tres estén juntas, ¿No crees? Sin embargo Hayato-kun mañana es tu día libre, así que——

 

Hayato quien fue guiado por Mika hasta que fue puesto en el vehículo, fue enviado a la institución donde estuvo muchos años. Después de todo, él estuvo en la base Motomatsu de Warslan cerca de veinte minutos. Mientras tanto, Mika, quien era la secretaria comandante de esa base un año atrás cuando ella invitó a Hayato a Little Garden, ella fue promovida y resultó ser que ellas es la comandante ahora.

– Pudo haber sido el efecto de la presentación de Hayato-kun a Little Garden. Es por eso que estoy agradecida.

Quizás ella tuvo la intención de halagarlo, pero fue muy embarazoso decírselo.

 

El vehículo viaja durante el atardecer. Fue alrededor del final del día cuando el vehículo llegó a la institución.

– Bienvenido de regreso, Hayato-kun.

Despedido por el chofer, se bajó del vehículo y tocó el timbre, entonces Kizaki Ryōko, la jefa de la institución, salió y dio una suave sonrisa.

Detrás de ella, y parados en una línea, están los niños que viven en la institución, y saludan uno tras otro. Algunas niñitas se acercan a los pies de Hayato y saltan.

– ¡Hayato!

– ¡Bienvenido, Hayato-niichan!

– ¿Karen y Sakura no están contigo esta vez?

– ¿Y Mihal?

– ¿Emile no está aquí tampoco?

Después de eso, hubo una fiesta de bienvenida tal como en las últimas vacaciones de verano. Después de cenar felizmente con todos y hablar con cada uno de ellos, tomó un baño con los niños. Y entonces, después de llevarlos a todos a sus habitaciones――

Hayato se dirigió a la sala de estar y allí vio la prolija figura de Ryōko que estaba recogiendo la comida.

– Ryōko-Obasan, te lo agradezco mucho.

– Soy yo quien debería darte las gracias, por cuidar de nuestros niños.

Ryōko puso una sonrisa gentil y continuó.

– ¿Te gustaría beber algo de té?

– Sí, me encantaría.

Cuando responde y se sienta en frente de la mesa, Ryōko trajo hasta él un cálido houiicha*

*NT: Té verde tostado.

Mientras lo bebía, Ryōko se sienta en la silla al frente de él y le hace una pregunta.

– ¿Hayato-kun, qué vas a hacer mañana?

– Estoy pensando en ir a visitar la tumba de mis padres.

Hayato le dice a Ryōko que él no pudo visitar su tumba cuando vino en las vacaciones de verano y que él tuvo la oportunidad de ir a Gudenburg hace un tiempo atrás y visito el Cementerio Nacional del Recuerdo donde sus padres están consagrados.

– Oh, ya veo. Pienso que tu padre y madre estarán muy alegres. Además, si está bien contigo.

– Si está bien, ¿qué cosa?

– Si tienes algo de tiempo disponible, pensé en decirte que fueras a darte una vuelta al dōjō Kenzaki. La última vez que regresaste, no fuiste allá. Cuando me encontré con Ryūsei un tiempo atrás, me dijo que en caso de que Hayato-kun regresase, que te dijera que fueras allá.

– Oh, ¿con que es eso?

Hayato asistió ese dōjō Kenzaki hasta que comenzó a vivir en esta institución y un poco antes de dirigirse a Little Garden.

Kenzaki Ryūsei, el maestro del dōjō. Es un hombre tremendo cuya altura es sobre los 180 centímetros, y su edad está dentro de los 40, pero tiene un rostro juvenil que puede ser confundido como si estuviese dentro de los 20.

(La verdad, le hice algo malo a mi maestro…)

Mientras escuchaba a Ryōko hablar, sentimientos de culpa comenzaron a levantarse en el pecho de Hayato.

Ryūsei entrenó bien a Hayato como su discípulo, a pesar de que Hayato era muy joven, y luego lo envío en una manera muy gentil a Little Garden a convertirse en un Slayer, así que su gratitud nunca será suficiente para realmente agradecerlo.  Para Hayato, Ryūsei es un benefactor, un maestro respetado. Pero entonces, ¿Por qué Hayato no visitó el dōjō durante las vacaciones de verano? Hay dos razones para ello.

La primera es que él tuvo una corazonada de que Emilia vendría con total seguridad. Ryūsei, el maestro de la espada, posee una perspicacia altísima. Su juicio es peligroso, así que él podría ver la verdadera identidad de Emilia, quien se vestía como hombre. La segunda razón es que, los individuos femeninos como Karen, Sakura y Mihal, es peligroso para ellas venir. Aunque él es su benefactor y un respetado maestro, tiene una personalidad complicada. Es todo un casanova.

Especialmente, era inequívocamente acoso sexual hacia mujeres en su adultez. A diferencia de Karen quien ha visto su rostro muchas veces, qué tipo de cosas podría decirle a Sakura y a Mihal――si alguien le preguntara a él cómo era su relación con él, entonces era una difícil de llevar. Pero, esta vez estaba solo. Así que está bien.

– ¿Lo harás? Si irás, déjame avisarles.

– Si es así, te lo agradecería mucho.

 

 

 

                                          ***

 

 

 

Justo antes del amanecer del día siguiente. Hayato, quien estaba solo, y vistiendo el uniforme de Little Garden, dejó la institución. El primer lugar al que va es al cementerio donde su padre y madre están descansando. Alcanzó el lugar después de caminar por 15 minutos a pie a través del camino que cruza dentro del bosque. Compró unas flores para entregarlas, y roció agua en sus lápidas. Entonces, puso una mano sobre la otra al frente de su pecho y cerró sus ojos, y le hablo a los dos durmientes.

Papá, mamá, ha pasado un buen tiempo.

Me he acostumbrado mucho a vivir en Little Garden.

Para partir, tengo buenas noticias.

Las piernas de Karen han mejorado mucho.

Ella es capaz de ir a la escuela ahora.

Además, ella está comenzando a ser algo así como una cantante…

Su, sus canciones maravillas son espléndidas.

Y ahora, las malas noticias.

Han pasado 10 años desde el Segundo Ataque.

I, al parecer los Savage están viniendo mucho a la tierra.

Yo, estoy tratando de proteger el mundo en el que vivimos ahora.

Proteger a Karen, y aquellos que son importantes para mí.

Es por eso que soy un Slayer, combatiré contra los Savage.

Para prevenir una tragedia como aquella vez.

Esta ciudad, yo la protegeré.

Así que papá, mamá.

El momento que superemos el Tercer Ataque en forma segura, si Karen mejora――

¡Ah! Se me olvidaba.

Fui a Gudenburg el otro día. Mamá y papá también estaban consagrados en el Cementerio Nacional del Recuerdo. La que me llevó hasta allí es la princesa del Reino de Gudenburg―

Emilia, si hubiese podido traer a alguien conmigo aquí, la que traería conmigo sería ella.

Estoy seguro que, si es ella, pienso que ella definitivamente saludaría a mamá y a papá.

Ya, mamá, papá.

Por último, volveré a este lugar apenas pueda.

Por favor cuiden de mí y de la tierra.

Hayato dejó el cementerio y fue hacia la siguiente parada, el dōjō donde su maestro espera. La ubicación de la institución, el cementerio y el dōjō es exactamente como un triángulo. Con ello, en vez de dirigirse directamente a la institución, se volvió considerablemente un desvió. Es un camino que no está pavimentado, y que las subidas y bajadas son vertiginosas. Aun así, fue capaz de tener a la vista el edificio que luce como una residencia samurái en unos 15 minutos.

Es la residencia donde el maestro del dōjō Kenzaki Ryūsei vive, y la misma construcción con estilo de madera a la antigua al lado de ella es el dōjō Kenzaki. Muchos años han pasado desde el Primer Ataque――. Desde entonces, el tiempo pa pasado donde ellos juraron protegerlo ellos mismos. Adicionalmente, nacieron los Slayers. Los padres que permitieron que sus hijos aprendieran artes marciales están incrementándose en todo el mundo, y Yamato no es la excepción. Dōjōs como kendō, jūdō y karate, están llenos de niños en todos lados.

…pero, el dōjō Kenzaki no era uno de esos.

No habían un par de discípulos.

Hayato era el único que asistía allí cada día.

Las razones eran la aldea despoblada y que estaba dentro de un bosque, y más que eso, era que el maestro del dōjō, Kenzaki Ryūsei tenía una mala reputación. Ryūsei tenía facciones muy imponentes, su cabello estaba siempre desordenado, y se podía ver que su barba siempre estaba sin afeitar. Y por sobre todo, él bebía alcohol todos los días, desde la mañana hasta la noche.

Incluso si la tuición mensual era barato, no había padres que probablemente trataran de confiar sus importantes hijos a tal hombre.

(Pero, sus enseñanzas eran muy respetables…)

Fue gracias a eso que, que Hayato fue capaz de entrar como uno de los mejores 4, en ese momento en su tercer año de secundaria al [Torneo de Kendo Unificado de Yamato, División estudiantes masculinos de secundaria]

Él recuerda que fue cuando fue presentado por Kizaki Ryōko, la jefa de la institución, cuando visitó el dōjō por primera vez.

¿Por qué quieres aprender de mí maestría en la espada? ¿Estás al tanto de mi reputación?

Hayato fue criado por el hogar, es por ello que Ryūsei le pregunta a él.

No fue porque fue presentado por la jefa de la institución, ni porque la mensualidad era barata, o porque está cerca de la institución. Él pronto se dio cuenta que cuando escuchó eso no fue ninguna de esas aterrizadas razones.

– No quiero perder nada.

Dudó un poco y apenas pudo terminar su respuesta.

– ¿Y entonces, qué no quieres perder?

– Al momento del Segundo Ataque, estaba en el Reino de Gudenburg y fui atacado por los Savage. Perdí a mis padres y mis recuerdos de mi estadía en Gudenburg.

– Hou…

Después de cerrar sus ojos en una manera triste, un breve silencio pasó y Ryūsei continuó.

– Eso fue desastrozo.

– Pero, recientemente, tengo la sensación de que puedo invocar los recuerdos de aquella vez.

Entonces Hayato le dijo a Ryūsei sobre la historia de un sueño fragmentado que él ve.

Es sobre una niñita que es capturada por los Savage, y el chico, quien está relatando el sueño, no puede salvar a la niña.

– Si ese incidente realmente me pasara a mí, no correría ahora. Pero si tuviese el poder, yo creo que podría haber salvado a esa niña.

– Aunque sea verdad, y aprendiendo maestría en espada, no ganarás la fuerza suficiente para combatir los Savage. ¿Lo entiendes?

– Aun así, quiero volverme fuerte.

– Entiendo, entonces te haré mi discípulo. Te haré un hombre fuerte desde el principio.

– ¿¡De verdad!?

– Por otra parte― a pesar de que dije eso, como puedes ver, soy realmente malo para mantener mis cosas en orden. Así que, ¿Harías la limpieza aquí? Pero no solamente la residencia, sino que el dōjō también. En ese caso, no habrá necesidad de una manutención mensual. No me agrada la idea de recibir dinero de un niño que vive en una institución.

Tal oferta de Ryūsei es muy apreciada por Hayato――

– ¡Gracias, Shishō*! ¡Estoy realmente muy agradecido por esto!

*NT: Shishō significa maestro, y como ya lo usé por otro kanji, lo cambié para evitar confusión. Usaré este término de ahora en adelante  ya que es fuertemente usado en este volumen.

Y así, de esa forma, Hayato se convirtió en su discípulo, pero en los primeros seis meses, había prácticamente nada relacionado a la maestría de espada proveniente de las enseñanzas de Ryūsei. Entre hacer práctica de blandir la espada y uchikomi*, él rara vez está bajo su guía.

NT*: Uchikomi se refiere a la acción de una práctica en kendo, en este escenario, está relacionado a una persona que amarra una banda alrededor de un pilar, y vas tirando de él con los extremos de la banda.

– ¿Niisan está realmente bien, Shishō?

Karen, quien ya se ha encontrado cara a cara con Ryūsei, preguntó sobre Hayato muchas veces.

Ciertamente piensa que hay un problema con este humano Ryūsei, y ella también cree que hay algo de uso en la forma de decir las cosas.

Pero aun así, Hayato confiaba en Ryūsei.

Ryōko respaldaba el hecho de que su habilidad era verdadera, porque ella sabía que su cuerpo se había tonificado mucho, especialmente sus músculos mientras la limpieza y trapeado también eran hechos. Una espada de bambú, él se había acostumbrado bastante a eso.

Fue hace medio año atrás, y desde un principio que iba al dōjō que Karen entendió, al igual que Hayato, que tal guía de dōjō era precisa. Había un torneo de kendo para escuelas de primaria patrocinado por el pueblo y Ryūsei le dijo a él que participara en ése y lo hizo. Mientras no estaba tan seguro de cómo combatir en el primer combate, ganó y avanzó a la siguiente ronda, hasta que ganó el torneo en la categoría de escuela primaria.

(Shishō es increíble, después de todo…)

Lo que pensó en ese momento no fue un error. Para el momento que estaba en secundaria, en su primer año estaba dentro de los mejores cuatro en la prefectura, y en su segundo año él fue capaz de avanzar hasta las finales. Y así en su tercer año finalmente ganó el campeonato y pudo ir como uno de los mejores 4 en el Campeonato Unificado de Kendo de Yamato, categoría hombres. Fue alrededor de ese tiempo que Ryūsei aprendió que Hayato tenía talento de ser un Slayer.

(Yo un Slayer…)

Hayato pensó qué hacer durante la noche, y en la mañana de ese día, una reclutadora que vino de la Compañía Warslan, Shinonome Mika, lo invitó a Little Garden. Hay duda. Es por ello que, para sacárselo de encima, el día siguiente, Hayato le transmitió a Ryūsei que decidió en entrar a Little Garden.

– Shishō, necesito hablar con usted seriamente hoy. Tengo algo importante que decirle.

– … ¿qué pasa?

Después de que el aseo está terminado en la residencia y en el dōjō. Hayato le habló a Ryūsei quien estaba bebiendo sake y sosteniendo una botella de la misma mientras estaba recostado en la sala de estar con piso de tatami.

– A decir verdad, tal parece que tengo talento para ser un Slayer, por lo que fui invitado a ser uno.

– Hou, déjame escuchar eso en detalle.

Ryūsei se levantó, su expression facial era seria.

Después de que Hayato fue motivado por Karen y los niños de la institución, aceptó una prueba razonable de la Compañía Warslan y entonces, el Hundred respondió, y esa respuesta fue muy alta――como resultado, le fue dicho que fue invitado a unirse al establecimiento de entrenamiento conocido como Little Garden.

– ¿De veras? Entonces eres uno de los cadetes Slayers de Warslan…

Después de un breve silencio, Ryūsei continuó.

– Entonces, ¿cuál es tu plan? ¿Tienes la intención de ir a Little Garden?

– Sí, ése es mi plan.

– La espada que enseño no es para derrotar Savage. ¿Recuerdas que dije eso al principio?

– …sí.

Hayato asintió y continuó.

Predijo de antemano la duda que le sería preguntada.

Hayato deja salir la respuesta que estaba escondida en su corazón a Ryūsei.

– Voy a ir a Little Garden, pero no para pelear con Savage.

Pero por mi hermana.

Por todos en la institución.

Y, para recuperar todos mis recuerdos.

– Muy bien.

Ryūsei se paró y dijo.

– Si ya tienes resuelto tu corazón, entonces no hay que decir de parte mía. Si quieres ir, haz como desees. Esto estará algo solitario.

– Shishō, estoy realmente agradecido por todo lo que ha hecho hasta ahora.

– ¿Qué estás diciendo? Asistiendo aquí justo antes de ir a Little Garden. Tú serás un Slayer. No seré blando en tu entrenamiento. Haré de ti un verdadero espadachín.

Y finalmente el día anterior a que se fuera a Little Garden llegó.

Quien vino hacia Hayato mientras terminaba la limpieza del dojo por última vez es Ryūsei quien sostiene dos espada de bambú en su mano.

Le ofreció una de ellas a Hayato, y dijo.

– Hayato, ten un duelo conmigo.

– ¿Eh?

Fue natural que Hayato esté sorprendido.

Él ha tenido incontables ocasiones donde ellos intercambiaron golpes mientras estaban haciendo práctica, pero si se sobre tener un duelo contra Ryūsei, eso nunca pasó.

En primer lugar, esta es la primera vez que Ryūsei está a punto de tener un combate, algo que Hayato nunca antes había visto.

– Estoy diciéndote esto para asegurarme de que tan espadachín te has convertido. Tómalo como un examen de graduación, ¿ok?

Hayato contuvo involuntariamente su respiración.

– Comprendo, entonces el equipo de protección está…

– Esas cosas son innecesarias. Hagámoslo como debe ser――yendo con todo.

– ¿Está eso realmente bien?

Hayato está en postura media*――

*NT: Refiérase a Chūdan =中段, postura de nivel medio en kendo.

Ryūsei prepara su espada de bambú en una postura de nivel alto y se colocan frente a frente.

– Si no vienes, entonces yo iré allí.

Y así Ryūsei fue el que atacó primero. Avanzando hacia adelante con su pie con una velocidad vendaval, blandió hacia abajo rápidamente su espada de bambú.

– …agh!

Hayato detuvo el golpe, pero el impacto fue un tremendo choque a sus manos mientras temblaban.

Hayato impávidamente retorna un golpe, pero no pudo romper la postura de

Ryūsei. Las armas chocaban una y otra vez. Hasta que fue el momento en el que estaban bloqueados, espada a espada. Antes de que pudiese dar un paso hacia adelante con su pie, Hayato fue presionado y perdió su postura ante la presión de la espada de Ryūsei, quien puso todo el peso de su cuerpo en la espada de bambú. Desde ahí, Ryūsei blandió consecutivamente hacia abajo la espada de bambú. Hayato intenta esquivarlos pero prontamente su condición llegó a su límite y su postura colapsó, cayendo a un costado.

– Tal parece que soy el ganador.

Y repentinamente Ryūsei sonrió, y extendió su mano a Hayato.

– Pensé que Shishō es indudablemente fuerte, pero no esperé que fuese a este nivel. No hay manera que sea verdad que usted pueda perder en un duelo de campeonato.

– Por si acaso, no estaba siendo serio para nada. Cuando regreses, hace un gran esfuerzo para que puedas ganar contra mí.

– Entendido.

Hayato agarra fuertemente la mano y se levanta.

– Muy bien, Shishō. Me voy.

– … ya veo. No mueras, Hayato.

 

Ha sido desde esa vez que Hayato estuvo con Ryūsei.

– ¡Así que finalmente haz aparecido, Kisaragi Hayato!

Repentinamente, en un lugar un poco más allá de la residencia, escuchó una voz.

Es la voz de una jovencita.

– … ¿eh?

Hayato echa un vistazo a su alrededor, ya que la voz que escuchó está por algún lado.

– ¿Qué haces mirando para todos lados sin parar? ¡Estoy aquí!

Una vez que la voz se pronunció por segunda vez, finalmente pudo dar con el punto.

Hayato dirigió su vista al árbol cercano.

– Tú eres…

– Fufufu, finalmente te diste cuenta, ¿no es así?

Una chica vistiendo uniforme de kendo mientras levanta una sonrisa complaciente y muy grande, está en una rama de un árbol grueso a unos 3 metros sobre la cabeza de Hayato. El cabello rojo detrás de la parte superior de su cabeza está ligeramente moviéndose como una llama por el viento.

(¿No me digas que, ella es la nueva discípula de Shishou?)

Su estatura es cercana a los 140 centímetros de altura, es más joven que su hermana Karen, y por lo que puede ver, esa figura pertenece a alguien quien definitivamente practica kendo.

P 065

Como sea, ella tiene una espada de madera en sus manos. Y la chica declaró mientras apuntaba con su extremo a Hayato.

– ¡Kisaragi Hayato, ten un duelo conmigo!

Entonces ella pateó la rama del árbol y trató de saltar desde ahí――

– ¿¡Fueeh!?

Un grito se filtró desde la chica. El momento que ella intentó saltar, probablemente puso mucho peso en esa rama. Y por eso, la rama del árbol se quebró con un gran ruido, y el cuerpo de la chica cae al suelo.

– ¡Es peligroso!

En el último momento, Hayato fue a toda prisa a la base del árbol para así posiblemente atraparla, pero su velocidad de movimiento fue mucho, y falló un poquito en la zona de caída.

– ¿¡Uwaah!?

– ¿¡Kyaah!?

Al mismo tiempo que las voces de ellos se superponen, el frente de Hayato se vuelve oscuro.

– Qué dolor…

Fue un fuerte impacto en su cuerpo. Debido a que golpeó el suelo con su muslo y espalda, la parte inferior de su cuerpo está adormecido.

(¿No puede ser, fallé en atraparla…? ¿Más allá de eso, qué es, esto?)

Su rostro es muy bien presionado, sus dos mejillas están muy calientes, es una opresión fuera de lógica. Es una situación donde se podría sofocar si continúa así.

(¿Podría ser que la que está encima de mí ahora, es la chica?

Esto parece ser una situación inimaginable.

Hayato luchó para mover su cuerpo, tratando de escapar de la chica.

– ¡Hyaaa!

Fue un grito de la chica lo que llegó a sus oídos.

Nuevamente, Hayato piensa hacia atrás en la situación que está ahora.

Trató de salvar a la chica que cayó del árbol y falló. Así que sin dudas, ella es la que está sobre su cuerpo justo ahora.

(¿Si es así, qué parte de ésta de esa chica?)

Oscuridad.

Calidez sintiéndose en su rostro.

Y el olor a sudor y dulzura único de las chicas se mezcla. Entonces Hayato llega a una respuesta.

(¿Quiere decir que éste es el interior de una hakama*?)

*NT: Una falda formal dividida.

Suponiendo que estos son los muslos de la chica donde su cabeza está siendo sujeta. Entonces, es la parte inferior de la chica la que está bloqueando su boca.

(¡Esto es malo, esta situación es muy mala!)

Su cuerpo se está calentando. Hayato mueve su cuerpo en un intento de escapar de esta situación lo más rápido posible. Pero a causa de eso, agregó estímulo a ello.

– ¡Hyann! Eso… ¡nuuh!

El rostro de la chica lucha contra eso.

El rostro de Hayato está siendo presionado fuertemente y continuamente por la región inferior, por lo que su boca es bloqueada aún más con carne suave. De esta forma, él podría morir envuelto en suavidad y dulce fragancia.

Su cabeza se siente mareada.

Incluso si quisiera rogarle a ella que se moviera diciéndoselo, sería lo mismo ya que las palabras no saldrían porque su boca está bloqueada.

Mientras gime, Hayato desesperadamente continúa moviendo su cuerpo.

– ¿¡Hyaa, qué es éstoo..!? ¡Kuunh… uuuunnh! Nn… entonces…

Ella finalmente entendió la situación.

La chica que dejaba escapar una voz dulce y que se movía continuamente se detuvo.

– ¡Kyaaaaaaaaaahh!

– Puhaaah…

Hayato, quien se liberó de eso junto con un grito, tomó un gran respiro. Ahora que su campo de visión está finalmente liberado de la oscuridad, quien se refleja es, la figura de una chica parándose apuradamente quien luego salta.

– ¡Ah….!

Involuntariamente, Hayato libera su voz.

La chica fue muy impaciente, por lo que ella no pudo pararse firmemente en el suelo. Pierde el equilibrio, y su cuerpo cae hacia atrás.

– ¡Eso es grave!

Sin retraso, Hayato extendió su mano, y agarró el pecho de la chica. Pero, debido a la gravedad y al impulso aplicado a la chica, su cuerpo también cae.

– ¿¡Uwaa!?

– ¿¡Kyaah!?

Las voces de ambos se superponen otra vez.

Esta vez Hayato tenía la apariencia de estar montando el cuerpo de la chica―― en vez de que Hayato esté empujando hacia abajo su cuerpo.

– ¡Ah…!

Siente algo en su palma, una suave sensación.

– ¡Hyaan!

Una bonita voz se escapa de la boca de la chica. La mano derecha de Hayato estaba tocando el pecho de la chica.

(Oh no, no me digas que algo así pasa otra vez…)

Él recuerda que fue esa vez en el duelo con la presidenta. Él la cubrió por encima y le frotó el pecho con toda su fuerza*.

*NT: Como cuando caes al suelo mientras sostienes algo en tus manos, tus músculos se volverán tensos y aplicarás más fuerza mientras se contraen.

Es una chica cuya altura es menor a la de Karen, pero su crecimiento en su pecho es suficientemente bueno que puede ser sujetado fuertemente.

A pesar de que fue un accidente, Hayato estaba tratando de excusarse de alguna forma, el rostro de la chica se volvió rojo.

– ¿¡Do- do- do- do- do- dónde crees que estás tocando!?

– ¿¡Uwaah!?

Ella lanzó el cuerpo de Hayato hacia atrás con ambas manos.

– Eso realmente dolió… ¿qué estás haciendo…?

Hayato, quien nuevamente cayó sobre su espalda, trata de levantarse mientras suprime el dolor en su cadera y nalgas. Desde allí, la voz de la chica hace eco.

– ¡No te perdonaré, nunca te perdonare!

Mientras levantaba su rostro, la chica quien se paró antes recogió la espada de madera que rodó por el suelo, y con un paso se preparó. La punta del arma apuntaba por supuesto a Hayato.

– ¡Castigo!

– ¿¡Uwaa!?

Hayato rápidamente rodó a la derecha a la vez que la espada de madera fue blandida hacia abajo.

*DON*

Una nube densa de polvo se eleva desde el suelo donde la espada de madera ha golpeado.

– Geh…¿Qué fue, eso…?

La columna de Hayato sintió escalofríos cuando vio que el suelo fue claramente agujereado.

(Qué golpe, si simplemente me hubiera disculpado…)

Aunque eso puede ser verdad, él no puede desplegar su Hundred.

El Tercer Ataque está cerca. Está prohibido usar energía en vano.

– La cosa que hice fue realmente mala. Me disculpo. ¡Haré lo que sea que quieras, pero perdóname!

– Lo que sea, si es así, ¡lo que quiero es un duelo!

– No, sólo perdóname, no más que eso.

– No oh!

La chica sin detener sus manos, comenzó su persecución uno tras otro.

– Pero, ¿por qué debo pelear contra ti?

– ¿Has olvidado la promesa de dos años atrás?

– ¿Promesa de dos años atrás?

– En esa oportunidad, ¡prometiste que tendrías una revancha conmigo! ¡Y mientras yo me dedicaba a estudiar, tú solamente estabas coqueteando con chicas!

– ¿‘Chicas’? ¿Qué estás hablando?

Mientras evadía la espada de madera de la chica, Hayato siguió preguntando desesperadamente.

– Fue más menos cuando regresaste a Yamato en verano. Escuché de Ryūsei que no regresaste a saludar al dōjō y que estabas divirtiéndote con las chicas que trajiste. ¡Estaba pensando que tenía que dejar esto en claro contigo, por todo el tiempo que Ryūsei estuvo esperando!

– Aun así, esas chicas no tienen nada que ver con ello. En primer lugar, ¿quién éres? Es sentido común como espadachín presentarte primero cuando desafías a alguien a un duelo, ¿No crees?

– Soy Kenzaki Touka.

– … ¿eh?

– ¡Una abertura!

Kenzaki es el nombre de familia de su maestro, Ryūsei. Shishō Ryūsei no debería tener hijos.

En la cara de Hayato quien pensó si ella era probablemente un pariente, la estocada más aguda se libera.

(¡Es peligroso!)

Hayato sintió el peligro en su vida, en ese momento――

¡*DON*!

(¡Oh ――!)

El escenario en frente de los ojos de Hayato era similar a como si estuviese suspendido en el momento que sintió el ataque.

Era un mundo doble.

Los ojos de Hayato estaban teñidos con un color dorado. Es el despertar de la habilidad de los Variant.

– …¡kuh!

Sintió que su conciencia estaba desvaneciéndose, y repentinamente rechinando sus dientes, Hayato está desmayándose. Si el virus Variant toma control de su cuerpo, entonces no sabe qué podría hacer. Desplegando su Hundred que está colgando en su cuello, hay una posibilidad de que empiece un combate a espadas con la chica.

(Eso no es nada bueno)

En su mundo en cámara lenta, torció su cuerpo y Hayato evadió su estocada.

Y entonces, piensa.

(Lo siguiente es… ¿qué debo hacer?)

Primero que todo, detener el ataque de la chica, y luego calmarse él mismo.

(Para eso yo debería――)

Lleva hacia adelante su pie y lo coloca encima del pie de la chica.

– … ¿¡Waa!?

La chica, sorprendida por la avanzada, inmediatamente notó el impacto en su pie derecho. A causa de eso, perdió el equilibrio.

– ¡Kyaa!

La chica cae al suelo desde el frente. Hayato, quien se sintió aliviado al ver esa figura, el color en sus ojos regresó a la normalidad. Allí, una voz hizo eco.

– Oigan chicos, ¿qué están haciendo en un lugar como éste?

En una centésima de segundo la chica levantó su cuerpo, y volteó sus ojos al dueño de esa voz. Hayato hace lo mismo.

– ¡Ryūsei!      – ¡Shishō!

La voz de la chica y Hayato se superponen.

– Esquivando la estocada de Touka desde esa postura, tal parece que has incrementado tu habilidad un montón.

Habiendo dicho eso, Kenzaki Ryūsei quien es el Shishō de Hayato, y tiene bolsas de compras en ambas manos, dio una sonrisa amable.

 

 

 

                                          ***

 

 

 

– Es más hermoso de lo que pensaba.

Hayato y Touka siguieron el liderazgo de Ryūsei, entraron a la residencia y rodearon el escritorio que está en la sala de estar con piso de tatami. Él estaba pensando que el interior de la casa estaría hecha un desastre como resultado de que él estaba a cargo de la limpieza por muchos años hasta que se fue, pero está sorprendentemente limpio y todo está en orden.

– Ja-ja-ja, así es. Esto es gracias a Touka.

Ryūsei mira a la chica junto a él.

Pero Touka no dio ni una sola reacción a eso. Estaba mirando fijamente a Hayato con sus entre abiertos.

– … hmm, puede que sea repentino que vaya directo al grano pero, Touka-san, ¿por qué me atacaste?

– Como dije, es por la promesa de dos años atrás.

Dice Touka, afilando sus labios.

– Eso de ‘dos años atrás’, ¿qué hay con eso?

Espontáneamente responde con un fuerte tono, estando enojado.

– Preliminares del Torneo Unificado de Kendo de Yamato, ronda final. En ese tiempo dijiste esto: Que algún día tendrás una revancha conmigo y――

– Hmm…

Hayato recuerda esa ronda final de hace dos años atrás. Su oponente era sorprendentemente muy bajo y recuerda que la habilidad de esa persona era considerable.

– …espera, ¿existe la posibilidad de que, ese oponente eras tú?

– Ajá. Definitivamente era yo.

– Pero, espera un minuto. Esa era la división de chicos…. ¿Y además, qué edad tienes ahora?

– Tengo 13.

– Entonces, en ese momento eras un estudiante de primaria. Es más, eres una chica, ¿no es verdad? ¿¡Entonces por qué estabas tú en un torneo de secundaria para chicos!?

Es un hecho de que no hay error de que ella es una mujer porque él le tocó los pechos hace un rato. La mano de Hayato da fe de ello.

– Quien tiene toda la culpa es Ryūsei.

Así Touka dice eso, ella miró a Ryūsei quien se siente a su lado, y lo mira detenidamente.

– … ¿fue Shishō?

– Tres horas antes de combatirte. Eso fue después de ganar el torneo en la división de primaria para chicas. Encontré a Ryūsei y le supliqué a él「Quiero ser tu discípulo」pero, él me desplazó a un lado con「si quieres ser mi discípulo, entonces debes derrotar a mi mejor pupilo」Y así es que postulé a tener un duelo contigo en el momento. Pero entonces tú「Eres un hombre. Una peque―― ¿puedo realmente pelear con un niño?」me rechazaste con eso.

– Hmm, ¿realmente pasó tal cosa?

– ¡Sí pasó!

Hayato mira al rostro de Ryūsei.

Por tanto, Ryūsei preguntó a Hayato.

– ¿Podrá ser que no lo recuerdas?

– Sí.

Hayato asiente.

– Pero la historia de ahora es real.

Es Ryūsei quien dice eso, así que no hay duda al respecto, ¿Verdad?

– Entonces consideré algunas formas de combatir contigo. La idea que vino a mi mente fue, hacer un ataque sorpresa al oponente, y quitarle la armadura de kendo, que es una forma de hacer que abandone el duelo.

Siendo el caso, kendo es algo que es realizado mientras se viste armadura de protección, así que ella pensó que él no podría ser expuesto. Al final, esa exposición nunca ocurrió.

– Pero el resultado fue una completa derrota. Después de eso, quise la revancha, y para poder obtener esa victoria, continué practicando duro día tras día. Y aunque entré a las preliminares de la prefectura de la división de secundaria, ¡No estabas en ese lugar! Te volviste un Slayer para evitar la revancha contra mí, te fuiste a Little Garden――

– Bueno, yo no me fui particularmente para evitar pelear contra ti…

– ¡Cállate! ¡Cállate! ¡Eso no tiene nada que ver con esto! Además tú, quien viene de regreso en el verano no mostraste tu cara para nada en el dōjō, porque andabas coqueando aquí y coqueteando allá con mujeres, ¿no es así?

– No, coqueteando, dices tú….

– ¡Ese tipo de comportamiento, lo escuché de Ryūsei!

–  ¡Shishō!

– Le dije exactamente lo que escuché de Ryōko-san.

*Jajaja*, y sonrió.

– Por esa razón la próxima vez que vengas debes absolutamente visitar el dōjō, eso es lo que fue comunicado a través de Ryūsei. Así que me mantuve esperando en esta casa por el día en que――

– Como resultado, fui atacado por eso…

– Así que es eso.

Ryūsei ríe fuertemente, y Hayato suspira con peso. Entonces recuerda el momento antes de irse de Little Garden. Karen, quien usó el Tarot de la fortuna, dijo que va a haber algo relacionado con「mal augurio con mujeres」. Éste es uno de esos, aparentemente la predicción negativa de Karen dio en el clavo.

– Con eso dicho Kisaragi Hayato. Pelea contra mí. ¡Entiende de una vez que no hay necesidad de misericordia porque soy una chica!

De seguro es algo como eso, ¿cierto?

Hayato entiende muy bien su habilidad.

– Pero, ¿por qué quisiste convertirte en un discípulo de Shishō?

Cómo ponerlo, Hayato piensa que es similar al anterior discípulo. Como sea, vive y trabaja aquí, además hace la limpieza y lo demás. Hayato además nunca recibió una enseñanza decente por los primeros seis meses.

– Hay algo que quiero que me enseñes.

Respondió Touka.

– ¿Algo que quieres que te enseñe?

– Así es.

Asintiendo, Touka continúa.

– Cómo derrotar a los Savage.

– ¿Cómo dices…?

Hayato involuntariamente giró su vista hacia Ryūsei.

– ¿Qué hay con esa reacción? Antes de que los Hundred fueran desarrollados, ¿No sabías que Ryūsei peleó contra los Savage junto con mi padre?

– ¿Shishō fue, y los Savage…?

Hayato estaba realmente sorprendido.

「La espada que enseño no es para destruir a los Savage」

Porque esa fue la primera cosa que le fue dicho por Ryūsei.

– ¿Tal cosa, es todo verdad?

– …digamos que sí.

Ryūsei repentinamente dejó escaper una sonrisa.

– ¿Por qué no me contaste sobre esa historia?

– Yo evitaba hablar especialmente de eso. Además, yo escapé de esa pelea. No puedo sentir orgullo de eso…

Ryūsei quien estaba sentado con sus piernas cruzadas se levantó, y tomó con una de sus manos una espada negra como el vacío que estaba decorada en la sala de estar. Es una espada que a Hayato le fue dicho hace mucho tiempo atrás a no tocarla.

– Iré afuera. Ustedes síganme. Hoy les hablaré acerca de una vieja historia especial.

Él pensó que irían al dōjō, pero no fue así. Es al patio trasero del dōjō donde se dirigió Ryūsei.

– Eso me recuerda, que no le he dicho a Hayato de la relación entre yo y Touka todavía. El padre de Touka es Kenzaki Hokuto――mi hermano mayor.

– Como pensé, eras un pariente de Shishō.

Es justo como supuso el momento que ella se presentó como Kenzaki Touka.

– Pero, no nos parecemos en nada, ¿verdad? Soy similar a mi hermano Hokuto, con la excepción de la habilidad con la espada, Touka es parecida a su madre.

Con eso como introducción, Ryūsei siguió hablando.

– Hokuto y yo estuvimos conectados en cuerpo y alma el momento que teníamos una espada en nuestras manos. El linaje de la familia Kenzaki ha sido el de una familia dedicada a la espadería por más de 1000 años, y había una espada en cada lugar de la casa. Aunque, nosotros solamente podíamos tener una espada de bambú en nuestras manos en aquellos tiempos. Es por ello que solíamos pelear con espadas de bambú todo el día.

Ryūsei sonríe como si estuviese añorando algo de ese tiempo. Fue cerca del principio que la habilidad de su hermano mayor Hokuto floreció. Pero, la posición fue completamente revertida una vez que Ryūsei alcanzó los 10 años de edad. Él no fue más derrotado.

– Aunque yo pueda decirlo, la hablidad de Hokuto era muy alta. Por supuesto que él no perdió en el Kenjinkai*, ni en la competición nacional, ni siquiera ante los adultos. Con la excepción de mí.

*NT: Literalmente: Asociación de personas de la misma prefectura. 県人会

Sin un cambio, ellos se convirtieron en adultos, su hermano Hokuto continuó el legado de la espadería, el trabajo de negocios de su familia, y Ryūsei enseñó la esgrima en el dōjō.

– En ese tiempo, el taller de Kenzaki y el dōjō no estaban solamente aquí, sino que también en la parte central de Motomatsu. Allí había más de 100 discípulos.

Y fue en medio de eso que el Segundo Ataque ocurrió. Yamato es un país de una pequeña isla. A pesar de que el número de Savage que atacaron fueron muy pocos, algunas ciudades cayeron en la destrucción.

– Por supuesto, el Ejército Imperial también estuvo en un estado de devastación. En tal situación, Hokuto fue requerido por el Ejército Imperial. No puedes entrenar una espada con el objetivo de causar daño a los Savage, pensé.

La coraza de acero de los Savage es dura, y no sólo las espadas ordinarias, sino que armas de fuego e incluso misiles no pueden hacer ningún tipo de daño. Por ende, cuando fueron a hablar con Hokuto, quien es un excelente espadero, ver si es que puede hacer un arma efectiva contra los Savage.

– Hokuto fue un hombre con un gran sentido de justicia. Desde un comienzo, yo fui preguntándome sobre si habría una espada efectiva contra los Savage. Sólo que, cuando él recibió la solicitud, él no podía hacer una espada que es efectiva contra ellos. Pero, justo en ese momento, un trozo de meteorito que vino volando desde el espacio, fue traído por el ejército. Era una Variable Stone.

Se les fue dicho que su forma podría cambiar a un arma si un humano tocase una parte de ello, pero cuando Hokuto lo tocó, e incluso cuando Ryūsei lo tocó, no hubo reacción.

Si ése es el caso, entonces él sólo puede hacer una espada para él mismo, Hokuto usó la Variable Stone como material base, así que templó a fondo una espada única en su tipo. La fuerza de la espada era altísima, pareciera que no hubiese nada que no cortara en este mundo. Después de todo, donde realmente valía, era probarla con los Savage――.

– Los Savage justo habían aparecido cerca de la ciudad donde vivíamos en ese entonces. El Ejército Imperial pensó que esto era una buena oportunidad y propuso usarla en la guerra como tal.

Pero, el problema fue que nadie podía usar la espada. Es más pesada que una espada estándar y es complicada incluso para manipularla.

– Entonces, ellos llegaron con la conclusión de que era mi turno.

– En otras palabras, ¿Shishō tuvo que pelear contra los Savage con la espada que fue hecha con Variable Stone?

– Tal cual.

Ryūsei asiente.

– Pero, no pude causar ningún daño a los Savage.

Fue posible rasgar o hundir el caparazón de acero del Savage, pero no pudo ser cortado. Es porque la membrana delgada es desarrollada usando energía sobre la coraza de acero.

La coraza que protege el núcleo que es la fuente de vida del Savage era aún más gruesa, y fue imposible incluso de provocar un rasguño. Como resultado, el Ejército Imperial quedó desanimado. Hokuto también.

– Entonces en ese momento pensé. Si yo fuese mi hermano, ¿Cómo podría destruir a los Savage con esta espada hecha por Hokuto?

Mientras Ryūsei dice eso, él levantó la espada negra que tenía en sus manos, mostrándosela a Touka y Hayato.

– ¿En resumen esa espada, es la que mi Chichi-ue forjó*?

*NT: Ella dijo padre muy formal.

Mientras miraba a la espada sin moverse, Touka murmura.

– Así es.

Ryūsei asiente, y continúa.

– Fue allí que pensé y vine con una técnica. Perfecto, ésa servirá.

Ryūsei fija sus ojos a una gran roca en su jardín, su altura es 50 centímetros y tiene una longitud de 80 centímetros.

– Una pregunta, Hayato. ¿Crees tú que puedo destruir esa roca con esta espada hecha por Hokuto?

– ¿Cómo?

– Si quieres, puedes sostenerla.

Hayato recibió la espada que Ryūsei le extendió.

– Uwa…

Luce justamente como una masa de litio. Sus brazos y cuerpo superior están a punto de hundirse.

– Puedo decir que esta cosa es muy pesada…

Y su hoja es gruesa. Parece más una hoja del oeste que es hecha para golpear en vez de cortar. Aunque pareciera ser completamente delgada, es algo parecida a Hien.

– ¡Yo quiero sostenerla también!

Dijo Touka mientras saltaba haciendo *PYON* *PYON*.

Ella mira a la espada que Hayato posee con sus ojos imitando un cachorrito que desea una galleta.

– ¿Segura? Es muy pesada.

Touka recibe la espada de Hayato quien le entregó un consejo por si acaso.

– Mu… ciertamente, e-, es pesada huh…

Touka, quien en un principio estuvo a punto de caerse, inmediatamente ajustó el equilibrio y hace uno, dos movimientos con la espada.

– Esta es la espada forjada por mi Chichi-ue――¡la espada que peleó contra los Savage!

Touka miró fijamente a la espada, mientras sus ojos brillaban con fulgor. Tal parece que, ella está inmersa en profunda emoción. Continuando, Touka dijo.

– ¿¡Ryūsei, está bien si lo intento!?

– ¿Intentarlo? Lo que quieres decir es, que quieres probar si es que puedes destruir esa roca… Ya veo, no hay problema. Trata de hacerlo.

– ¿¡De verdad!? Si es así――

Touka camina hacia la ubicación de la roca y colocó la espada en la esquina superior derecha.

– ¡Aquí voy, teei!

Después de llevar hacia abajo la espada desde la parte superior, corta la roca.

Pero, el resultado es desastroso. Lejos de hacerle algo a la roca, Touka terminó sentada en el lugar. Sus brazos se han entumecido, debido a la reacción de su espada que golpeó duramente con toda su fuerza. Touka cayó en lágrimas. Mientras miraba a esa figura riéndose con *Jajaja*, Ryūsei recogió la espada que fue puesta en frente de Touka.

– La respuesta es, tal como puedes ver. Touka no es inepta para nada. Es así casi la mayoría del tiempo. Hayato, inténtalo tú también. Sin embargo――

Ryūsei prepare la espada sobre su cabeza.

– Lo que he creado es, la destrucción aplicando vibración natural.

Declarando eso, Ryūsei blande hacia abajo la espada contra la roca.

– Este es el movimiento especial que he creado―― Estilo Secreto Kenzaki <<斬影斬>> Zaneizan (Sombra Asesina)

Y entonces, la roca fue pulverizada en pedazos.

– Increíble…

Mientras miraba, Hayato levantó una voz sorprendida. Touka también.

– ¡Ryūsei! ¿¡Cómo pudiste hacer eso ahora!?

P 089

– Como dije anteriormente, usé vibración natural.

– … ¿vibración natural? ¿¡Qué es eso!? ¡Explícalo en una forma que pueda entenderlo!

– ¿Sabes que las ondas para esa espada son transmitidas? ¿Tal como cuando un objeto colisiona con otro?

– No, no lo sabía.

Touka responde inmediatamente. Ella todavía es una estudiante de primaria, no es su culpa, ¿verdad?

– ¿Hayato, qué tal tú?

– Hmm, entiendo una parte de ello pero…

Una lección de aprendizaje de Little Garden.

– No me digas, ¿tú y Touka están al mismo nivel? Bueno, teoría básica y demás, puedo decirte que es irrelevante, así que no importa. En palabras simples, podemos agregar una segunda espada larga que coincida con la onda hecha por la primera espada larga, la cual resonará la onda y la amplificará. Eso duplicará, triplicará su poder, no es nada más que eso.

– En resumen, como la hoja fue ligeramente repelida por la reacción cuando tocó la roca, ¿se supone que debemos bandir hacia abajo la espada en forma instantánea otra vez?

– Lo entendiste claramente, ¿no crees? Ésa es exactamente la respuesta. Pensé que era algo trivial, pero no lo es.

– La razón es que conozco esa cosa sobre la espada.

Touka responde con sus brazos extendidos. Pero, ella no tiene la intención de negar que tal cosa es algo trivial.

– Luego lo siguiente. Además, ésta es una forma similar de hacerlo.

Moviéndose al frente de la ro te otorgaré tu deseo ca casi de la misma forma que antes, Ryūsei prepara su espada.

– Voy a hacer el mismo tipo de movimiento de liberar una espada larga continuada por una segunda espada larga pero, esta vez voy a liberar una serie de ataques par así dibujar una especie de corte en X en la roca. Con esto, el poder disminuirá un poco. Ustedes miren.

Diciendo eso, Ryūsei muestra esa técnica de espada.

–  ¡Esto es <<<<斬影斬・弐式>> Zaneizan Nishiki*!

*NT: Sombra Asesina ・Segundo Estilo.

Ryūsei libera una serie de ataques, y la roca fue pulverizada en la misma forma que la anterior.

– Una más, hay otra técnica.

Ryūsei siguió hablando mientras camina hacia el frente de otra roca.

– Ésta es para el momento que tengas que destruir el núcleo de un Savage. Miren atentamente, ¿ok?

Y así, fue hecho en un instante. Por la estocada que Ryūsei liberó, la roca fue destruida en pedazos muy pequeños muy similar a las otras.

– Increíble…

– Toda la razón.

Hayato y Touka estaban mirando fijamente a Ryūsei con una vista algo sorprendida mezclada con envidia.

– Oh bueno, si hacen algo como esto con una espada ordinaria, la hoja se astillará y se volverá inútil. El hecho de que pueda resistirlo es porque, esta espada que fue forjada, fue hecha por Hokuto.

Hay solo dos espadas hechas con Variable Stone que fueron recibidas del Ejército Imperial. Y con esas espadas, Ryūsei y Hokuto decidieron combater los Savage. El hermano mayor Hokuto usando su espada forjada, y el hermano menor Ryūsei quien mataba Savage con la técnica de espada que había creado.

Aproximadamente un año y medio――.

Esas dos personas, los hermanos Kenzaki, pelearon contra los Savage y protegieron el Imperio Yamato. Fue su labor hasta que llegó ese momento, cuando los Hundred fueron desarrollados por la ingeniera de la Compañía Warslan, Linis Harvey.

– Aunque fue por un corto período de tiempo, nuestros cuerpos quedaron desgastados en ese lapso. En primer lugar, nuestras edades eran sobre los 30, y por supuesto, las heridas no paraban. Por eso razón, un fenómeno inusual le ocurrió a mi cuerpo.

En las batallas Ryūsei no recibió ataques directos de los Savage. Pero, él no estuvo cubierto con fluidos corporales una o dos veces.

– En ese tiempo, el virus de los Savage invadió prácticamente todo mi cuerpo. A causa de ello, mi cuerpo dejó de moverse como antes. Gracias a una caída que tuve de un acantilado durante una batalla, sufrí una herida muy seria, así que me retiré del combate contra los Savage.

Sin embargo, su hermano mayor Hokuto no dejó de pelear contra los Savage. Continuó peleando solo.

Ryūsei, en comparación con el virus, su resistencia es alta, es por ello que no tuvo anormalidades en su cuerpo. Y aunque los Hundred fueran entregados, y a pesar de que los Slayers que podían combatir los Savage también aparecieron en Yamato, el número era pequeño. Además había casos en que un gran daño ocurría hasta que los Slayers que iban en camino pudieran llegar allí.

Adicionalmente, los Slayers en aquel entonces sólo podían desplegar Hundred, y la mayoría de ellos no recibió un entrenamiento decente de combate. Y por supuesto la experiencia de combate contra los Savage, la técnica de combate es abrumadoramente superior en el lado de Hokuto. Había muchos de esos Slayers que aparecieron durante las batallas y arrancaron, como resultado, Hokuto quien cubrió los Slayers fue atacado por un Savage y murió debido a las heridas――

– Quizás debió haber sido mejor si hubiera confiado en los Slayers en derrotar los Savage después de haberme retirado junto con el Ejército Imperial. Mucho de esas personas no iban a hacer para nada algo absurdo como no estar con sus familias――la muerte de Hokuto fue evitable, fue tan en vano.

– ¡No hay manera que eso sea verdad!

Touka declara levantando la voz, y continúa sus palabras mientras sus hombros tiemblan.

– Es cierto, fue doloroso que Chichi-ue muriera, fue un evento muy triste. Pero, yo respeto a Chichi-ue quien murió, mientras estuvo combatiendo hasta el fin por el bien de ayudar a otros. Fue lo mismo con Haha-ue. Quiero vivir igual que Chich-ue. Me quiero volver más fuerte. ¡Es por ello que Ryūsei, esa técnica de espada, quiero que me enseñes――enséñame sobre Zaneizan!

– ¿¡Qué estás diciendo!? Ya te enseñé algo como eso, ¿o no?

– ¿Eh…?

*BACHI* *BACHi*, sus párpados pestañean en una forma sorprendida.

– Es sólo que ya tienes la sangre de Kenzaki fluyendo en tus venas, y la habilidad con espada que tienes ya es alta. Después de esto, y como lo hice antes, en el caso que practiques teniendo como objetivo hacer el Zaneizan para tratar de usar la vibración natural, podrás hacerlo de forma inmediata. ¿Si quieres, te gustaría intentarlo con esta espada?

– ……

Recibiendo la espada de Ryūsei, Touka enfrenta la roca que está frente a ella. Cierra sus ojos y *BUTSU* *BUTSU*, murmulla algo.

– Si escuchas atentamente, resulta que fue la técnica de corte que usa vibración natural al igual que Ryūsei dijo momentos atrás.

――Para partir, una espada larga.

――Liberar la segunda espada larga con tal que se sobreponga con la onda hecha con el primer corte.

Después de murmurar eso muchas veces, ella cerró sus ojos y respiró profundamente. Y, levantando una fuerte voz, Touka blandió hacia abajo la espada.

– Haaaaaaaaaaaaaaaah!

– Oh…!

Hayato tenía la vista sorprendida mientras veía una parte de la roca que fue destruida, aunque no fue al mismo nivel de Ryūsei.

– ¡Lo hice, lo hice!

*PYON* *PYON*, Touka está encantada mientras salta repetidamente.

– Vaya, incluso a Hokuto le tomó la mitad de un mes para llegar a esto de lejos… bueno, lo hiciste casi a la perfección para hacerlo una vez.

Ryūsei tampoco pensó que ella pudiese hacerlo a la primera.

Hablaba como si estuviese sorprendido.

– ¡Ryūsei――no, Shishō! ¡Gracias por enseñarme tal técnica! ¡Con esto, yo también puedo pelear contra los Savage!

– No pues, ya te estás dejando llevar como era de esperarse.

Ryūsei golpeó con sus manos como si fuese una espada la cabeza de Touka.

– Puede que lo hayas logrado, pero este nivel está lejos de ser usado en el campo de batalla todavía. Porque esa espada matará por ti, necesitas pulir tu habilidad aún más.

– Oh… hmm… comprendo… ¿entonces cuándo recibiré esta espada?

– Este es como un recuerdo de Hokuto. Deberías tenerlo a tu lado. Además, ya hay otra de ésta en la bodega. Y porque ésta perteneció a Hokuto, tú deberías tenerla.

– ¿Es eso verdad? ¡Muchas gracias, Ryūsei!

Touka luce estar muy feliz.

Y así, mirando a esa encantadora figura,

– Lo siguiente, Hayato. Tengo un favor algo muy delicado que pedirte.

– ¿Un favor? ¿Qué sería?

Tuvo el presentimiento que sería un poco desagradable.

– ¿Puedo confiar en ti, que cuides de Touka en Warslan?

– … ¿cómo?

– Ryūsei, ¿¡Qué cosas estás diciendo!?

Pregunta Touka, siguiendo la estupefacta expresión facial que flotaba en el rostro de Hayato.

– Originalmente tenía la intención de solicitarlo hoy. Touka tiene ese tipo de personalidad que, si la dejas por su cuenta, no sabrá qué hacer. Si los Savage aparecen en los alrededores, existe la posibilidad de que ella irá a combatir con ellos allí mismo bajo su propia voluntad. Es mejor que cuidas de ellas en un lugar adecuado.

– Puede ser tal como dices, además Touka no es un Slayer, y también está lo del virus de los Savage――

Si ella sigue combatiendo, puede ocurrir que sea lo mismo que con su padre Hokuto.

– Por esa razón, pensé que deberían ir a Warslan. En Warslan, ellos deberían tener una mejor tecnología para apoyar tu fuerza que yo o el Ejército Imperial.

– Pero, no puedo hacer nada por mi propia cuenta.

– Muy bien entonces, todo lo que tengo que hacer es proponer esto y discutirlo con tus superiores. Si eso es permitido, entonces podrás hacerlo.

– Ciertamente, puede ser hecho así pero…

– Asumiendo que regreses a donde está Sasagawa.san, entonces el campo de batalla a donde te estaba dirigiendo no cambiará. Como sea, cuento contigo.

– … ¿Sasagawa-san?

Me pregunto quién es ésa persona.

– Su padre ha fallecido, él era un amigo cercano y un viejo de buen carácter. Antes que llegara a mí, Touka vivió y entrenó en el dōjō de Sasagawa-san. De hecho, la madre de Touka falleció muchos años antes que falleciera Hokuto.

– Oh, pasó ese tipo de cosas.

Además, fue dicho que la causa fue virus. Fue la influencia por la continua profunda relación que ella tuvo con el infectado Hokuto. Por otra parte, no había parientes, y nadie iba a ser el cuidador de Touka quien pudo haber estado también infectada con el virus. Es por ello que Ryūsei se hizo cargo de ella, porque él no podía criar niños, así que le preguntó al buen viejo hombre quien era un viejo amigo de él.

– Como sea, si Touka se queda aunque sea por un segundo más, estaré en problemas. Para ser honesto, estoy en mi límite. Porque yo sabía que éste podría ser el caso, le tengo confiado Touka a Sasagawa-san.

– ¿Límite? ¿De qué?

– Sí, ¿De qué?

Siguiendo a Hayato, Touka inclina su cabeza.

– Hayato, préstame tus oídos por un minuto.

Diciendo eso, Ryūsei movió su dedo índice como diciendo “ven aquí” y trajo su rostro cerca de los oídos de Hayato.

– A pesar de que ella es la hija de mi hermano, ella se asemeja tanto a su hermosa madre, y sintiendo que ella está teniendo un crecimiento genial, es muy difícil para mí aguantar… me entiendes, ¿verdad?

– No entiendo, ¿qué está diciendo, Shishō…?

– Es por eso que estoy diciendo que como están las cosas, podría atacar en cualquier momento. No creo que pueda aguantar más. Incluso si olvido que ella es la hija de mi hermano, puede que esta noche sea finalmente el día que yo ataque…

– No no no…

Esto es realmente malo. ¿Qué debo hacer?

– Además, no puedo traer otras mujeres porque ella vive aquí. Con eso dicho, cuento contigo, Hayato.

Parece que ésta es su verdadera intención, creo.

Ryūsei respiró suspirando mientras golpeaba brevemente la espalda de Hayato.

 

Volver a Volumen 6 – Capítulo 1

Ir a Volumen 6 – Capítulo 3

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s